NOTICIAS

“Get On Your Boots”, el primer single del nuevo disco de U2 “No Line On The Horizon”, será publicado en formato digital y vinilo....LEER MAS

NOTICIAS

Esto no es vintage, es real: el disco de vinilo (por si alguien no sabe, es esa cosa redonda, finita, de color negro, que emite sonido si una púa recorre sus surcos) recupera terreno...LEER MAS

NOTICIAS

Sleeveface es la idea de sacarse fotos con tapas de discos (por razones prácticas, es mas fácil hacerlo con vinilos)...LEER MAS
Con la tecnología de Blogger.

Michael Jackson

Desde el día de su muerte en dicho portal se han puesto a la venta cientos de objetos relacionados con el cantante, como por ejemplo puzzles, libros, vasos, pero sobre todo discos, cuyos precios van desde los 50 hasta los 30.000 euros.LEER MAS

Vuelve el vinilo

No son grandes cifras, pero sí aumentos significativos. En el semestre que va de octubre de 2006 a marzo de 2007, vendimos 3.500 giradiscos en España, un 41% más que en los seis meses precedentes, y registramos siete nuevos puntos de venta, informa un portavoz de la compañía.LEER MAS

EXPRESO ROCK: DIVIDIDOS - Amapola del 66 en vinilo ¿POR QUÈ?

EXPRESO ROCK: DIVIDIDOS - Amapola del 66 en vinilo ¿POR QUÈ?: "-Los motivos sobre la decisiòn de editar AMAPOLA DEL 66 en vinilo, expandir la obra, sumar dos canciones nuevas y reordenar la lista de tema..."

People´s Choice


Inner City


Eddy Grant


Paul Mc Cartney


William Bell


Sinéad O´connor


Albano y Romina Power


Mike Batt and friends


Nito Mestre


Purple Beat


Cyndi Lauper


Andres Calamaro


Rick James


Jazzy mel


 Durante la década del 90 fue uno de los cantantes más populares de rap en Argentina. Grabó dos discos y luego desapareció del mercado y del ambiente artístico

Si nombramos a Mario Petruzky, no entendemos bien de quién estamos hablando pero si decimos Jazzy Mel se nos viene enseguida a la memoria aquel rapero de atuendos coloridos y gorrita con visera que cantaba rap. Muchos de aquella generación escucharon a través de la radio o la tv los temas musicales que lo hicieron famoso como “Fue amor”, “Afro latino”, “Olé olé olé” y “Qué pasa”.

Mientras corría 1991, Jazzy logró convertirse en uno de los cantantes más populares del momento y logró editar sus dos primeros álbumes “Jazzy Mel" y "Qué Pasa". Luego en 1992 continuó grabando un nuevo disco “Tócala de nuevo, Sam”. El músico se presentaba a cantar en diferentes lugares de capital y también realizó interminables giras por el interior del país.

Sin embargo, de buenas a primeras desapareció del ambiente artístico sin dar ninguna explicación. Para sus seguidores y el público en general se lo había tragado la tierra y era un misterio su paradero.

Hoy cuando muchos lo teníamos en el recuerdo Jazzy Mel reaparece y lo hace a lo grande en el cine. El artista filmó una película "Buscando a Reynol”, acompañado del doctor Mario Socolinsky y Lía Salgado. Se trata de un documental sobre el grupo de música Reynols, que tiene varias particularidades una de ellas es que uno de sus integrantes tiene síndrome de down. Otra particularidad es la de tener una vastísima discografía editada en los más disímiles rincones del planeta al mismo tiempo de ser prácticamente desconocidos en Argentina, su país de origen, donde sólo han editado un disco "desmaterializado", es decir una caja sin nada adentro.

Edición en vinilo del 'School's Out' de Alice Cooper

Edición en vinilo del 'School's Out' de Alice Cooper
Autor: Stevie (Friday, 22 de May de 2009)
Navegación: Noticias de rock | Grupos, cds, dvds...

No sé si pensar que se trata de un contrataque de las discográficas para recuperar las ventas perdidas en su formato digital o de una moda retro, pero cada día más grupos re editan sus clásicos en vinilo. En este caso se trata del 'School's out' (1972) de Alice Cooper, que junto a 'Billion dollar Babies' es posiblemente el álbum más conocido de su primera etapa.

El disco multiplatino, que llego a los primeros puestos de las listas Billboard en el año de su publicación, ha sido completamente remasterizado y se pondrá a la venta el día 2 de junio en formato vinilo de 180 gramos y con su portada original.

El vinilo vuelve a girar

El vinilo vuelve a girar
El vinilo vuelve a girar
Diario Sur | 02/08/2007|09:25h
El primer vinilo, a 33 revoluciones por minuto, salió en 1930. Fracasó porque se necesitaban equipos nuevos y el periodo de la Gran Depresión no fue el más propicio para comprarlos.
En 1958 se sacaron los primeros discos en estéreo. Volvieron las patillas, los pantalones de pata ancha, y ahora vuelven los vinilos. Los setenta ya están aquí. Algunos dicen que ese objeto por lo general negro y siempre redondo nunca se ha ido.

Pero antes se guardaba en casa y ahora se exhibe en los escaparates de las tiendas de música. La industria electrónica registra un aumento en la venta de giradiscos y las discográficas editan en acetato los álbumes de los Rolling y de Dylan, sí, pero también el primero de Siniestro Total y el último de La Habitación Roja, que salió el pasado 23 de abril. Si las canciones de los Beatles estarán dentro de poco en iTunes, en muchas ciudades resulta ya muy fácil conseguir los discos de los Cuatro Fabulosos recién sacados de la prensa.

Trajimos mil vinilos hace un mes. Nos quedan quinientos. La música que más se vende es la de los setenta y mucho jazz, sobre todo a gente de entre 40 y 50 años.

A mediados de los noventa saldamos todos los discos y yo aproveché para comprar unos cuantos. Pero ya ves, los hemos vuelto a traer, explica Javier Fernández, propietario de una tienda de música. Que los tocadiscos no muriesen se debe principalmente a los DJ.

Fueron ellos los que mantuvieron girando el plato en los años noventa, época del reinado absoluto del CD. Pero ahora el fenómeno va más allá de quien es manejan los ritmos de baile. En Panasonic, que comercializa la marca Technics, están asombrados.

No son grandes cifras, pero sí aumentos significativos. En el semestre que va de octubre de 2006 a marzo de 2007, vendimos 3.500 giradiscos en España, un 41% más que en los seis meses precedentes, y registramos siete nuevos puntos de venta, informa un portavoz de la compañía.

' Look retro ' Technics produce dentro de la gama alta, con unos precios que van de los 700 a los 1.200 euros. En centros como la Fnac se venden discos de los clásicos y los modernos, y aparatos a partir de 150 euros, algunos portátiles, con forma de maletín e inconfundible ' look ' retro.

En la tienda de imagen y sonido Laucirica hay tres modelos, también a partir de ese precio, y sus clientes les piden ahora giradiscos con conexión USB, para trasladar las canciones al ordenador y de ahí al CD o al mp3. Joni Barrasa, de la tienda Power Records, advierte de que la vuelta de vinilo existe, pero sin exagerar. En los últimos años, el pirateo ha vulgarizado el formato del CD hasta convertirlo en algo totalmente banal.

De hecho, en círculos un poco selectos, todo lo que viene de Internet se mira con malos ojos. El vinilo tiene un valor de fetiche, suena mejor y es un buen regalo, argumenta. Los más osados proclaman que el CD es una antigualla sólo apta para el coche, como antes el casete, y la mayoría-aficionados, músicos y empresarios de música independiente- coinciden en que el sonido del vinilo (analógico) le da mil vueltas al digital.

Lo dijo el propio Neil Young allá en 1991: Los CD son totalmente superficiales, les falta la profundidad del sonido analógico. Donde antes había todo un universo de sonido, una zona de ecos y ruido, millones de partículas sonoras, ya no hay nada. Escucha un disco de principio a fin y luego el mismo CD entero.

Tu organismo notará la diferencia. Jorge Larruzea tiene una discográfica Bang Records, que edita en vinilo grupos principalmente australianos, y que también distribuye los discos de Munster Records, la empresa de su hermano radicada en Madrid. En el catálogo de esta última aparecen los primeros discos de Siniestro Total - ' ¿Cuándo se come aquí? y ' El regreso ' -, Derribos Arias y La Banda Trapera del Río, entre otros.

El CD no ha salido ni la mitad de bueno de lo que decían. Eso sí, es cómodo. Pero en calidad y en aspecto de la portada, le gana el vinilo.

Nosotros empezamos en los 80, aguantamos la crisis y ahora vemos que resurge. Nuestras ediciones van de los 500 a los 1.000 ejemplares, todos numerados, para ensalzar más la peculiaridad del objeto.

Eso sí, es más caro de hacer que el CD, por tanto tienes menores márgenes de beneficio y cuesta un pastón enviarlo por correo. Hay gente que primero escucha en Internet y, si le gusta, se lo compra en disco, indica. Textura sonora Los discos cuestan más que los CD.

Uno de los Rolling puede llegar a los 24 euros, pero los hay a partir de 18, todos ellos con un material de mayor calidad que en la época gloriosa del vinilo. El clásico de Iron Butterfly ' In-A-Gadda-Da-Vida ' está por 11 euros, y por dos más hay mucho donde elegir. Dice Félix Suárez, de la distribuidora Pias, que el comprador de vinilo es un treintañero, o incluso mayor, al que le gustan las ' delicatessen ' musicales.

Los instrumentos analógicos como las guitarras o el piano se reproducen con mayor fidelidad con un sistema también analógico. El CD suena demasiado limpio y frío, y cuando lo pones unas cuantas veces pierde calidad, añade. Grupos como Artic Monkeys y Kaiser Chiefs ya han mostrado sus preferencias por el formato vinilo.

Lo mismo que los valencianos de La Habitación Roja, que acaban de sacar su octavo álbum, ' Cuando ya no queda nada ' , del que se han editado 10.000 CD y 500 vinilos. Es un objeto de culto, que se está revalorizando, por ejemplo en Estados Unidos.

La Fnac los tiene, y Media Markt también, así que algo se está moviendo por ahí. Nosotros hemos grabado todo el disco en pistas analógicas, porque la textura sonora no tiene comparación a la digital, comentan los portavoces de grupo. La Habitación Roja ha lanzado su último redondo con la discográfica Mushroom Pillow, dirigida por Marcos Collantes, de 33 años.

Lo de bajarse cosas de Internet no va más allá de acumular canciones y canciones. Me parece de un cutrerío total. Vale, es gratis.

Pero, al menos para mí, la música es algo más que llevárselo por la cara, dice el dueño de la empresa. Mientras, el negocio de la musical digital desciende, el del vinilo se incrementa, aunque las cifras de este quedan a años luz del primero. De 2005 a 2006, la venta de CD bajó un 7%, y la de discos subió un 27%.

La marca Verbatim ha sacado una línea de CD para grabar que imita la apariencia de los vinilos. Efectivamente, sí, algo se mueve. .

Los codiciados vinilos de Michael Jackson

Los codiciados vinilos de Michael Jackson

Desde el día de su muerte en dicho portal se han puesto a la venta cientos de objetos relacionados con el cantante, como por ejemplo puzzles, libros, vasos, pero sobre todo discos, cuyos precios van desde los 50 hasta los 30.000 euros.

Hasta el momento el artículo más caro que se ha anunciado en www.segundamano.es ha sido una colección de MTV que reúne 32 DVD e incluye un CD original, por la que el vendedor pide 30.000 euros.

Otros de los recuerdos que tienen un precio más elevado son un CD de la infancia de 'El rey del pop' (25.000 euros), un vinillo de 'Thriller' (10.000 euros), tres vinilos de primera edición (10.000 euros), vinilo de 'Bad' (6.000 euros) y un lote para coleccionista (6.000 euros).

Para los más nostálgicos, en Badalona se ha abierto la muestra 'Michael Jackson: Rei del Pop', en la que se reúnen 36 objetos del cantante, entre ellos la chaqueta que utilizó para el videoclip 'Bad' y 11 dibujos originales hechos por el cantante a finales de los 80, entre ellos un autorretrato y un retrato del mandatario cubano Fidel Castro.

Los objetos proceden del fondo Museu del Rock-Col·lecció Jordi Tardà y se podrán contemplar hasta el 31 de agosto en el Centro Comercial Màgic de Badalona.

Entre los objetos expuestos también destacan el primer disco de platino que obtuvo por las ventas de 'Thriller', el guante que usaba durante la época de Jackson 5, la caja promocional de 'E.T. The Extra-Terrestrial', que incluye un vinilo con la narración del Rey del Pop sobre la película, y varios LP de los años 70 y 80.

MIS VINILOS!




MARILYN MONROE

MARILYN MONROE

  • Vinilo-Simple
  • Lado A: I'm Gonna File My Claim
  • Lado B: After You Get What You Want
  • Fabricado En España
  • 1982

portadas musica clasica


HACER CLICK EN IMAGEN PARA AGRANDAR

LA RECUPERACION MUNDIAL DE LOS VINILOS, ¿FETICHE O TENDENCIA?


Estas imágenes pertenecen a los sitios sleeveface.com y www.flickr.com/groups/sleeveface, sitios que “estimulan” la práctica del sleeveface: o sea, imaginar el contexto de una tapa de vinilo.

Suplemento NO (Pagina 12)

Jueves, 29 de Mayo de 2008

LA RECUPERACION MUNDIAL DE LOS VINILOS,

¿FETICHE O TENDENCIA?


Meter púa
Esto no es vintage, es real: el disco de vinilo (por si alguien no sabe, es esa cosa redonda, finita, de color negro, que emite sonido si una púa recorre sus surcos) recupera terreno: Estados Unidos, Europa y Japón incrementaron sus ventas. Este nuevo gurú de la mercancía “reloaded” busca dejar ese lugar que lo tenía condenado vivir en ferias de pulgas. Por Federico Lisica El video del tema se llama Bastards of Young y pertenece a The Replacements. Es tan hermoso como anacrónico. Ya lo era cuando se emitió por primera vez, hacia mediados de los ‘80. La imagen fija sobre un parlante, zoom out y un tocadiscos girando, después el brazo de alguien que fuma y escucha el tema atentamente, incluso el fritado y la púa levantarse del LP. No hay nada más. Hoy el video sólo puede verse por YouTube. Una parábola de la mezcolanza actual (y decisiva) para la industria que le da luz al rito de escuchar música. Es así. Al LP le decretaron la muerte hace más dos décadas, pero una tendencia en Europa y Estados Unidos demuestra lo contrario: a medida que derrapa en las tiendas la compra de CDs, la de los LPs va en aumento. Aparece un nuevo sector ávido de “dos piezas de plástico negro con un agujero en el medio” (como describió Elvis Costello a los discos en plan de lanzamiento de Momofuku), mientras Radiohead y Trent Reznor repiensan el download, Neil Young, Lou Reed y Bob Dylan piden la hoguera para el CD por su calidad sonora. Las púas, felices. Unidos triunfaremos El caso de Momofuku es paradigmático. La placa fue concebida y grabada a la vieja usanza. “Tal vez prefieras portarlo, menos ‘scratcheable’, ediciones que prontamente estarán a la venta para tu comodidad, pero así es como debería sonar: con una púa sobre un surco, la forma en la que el ser superior lo supuso”, señala en su web. La idea original de Costello era la de editarlo sólo en ese formato y con la opción de descarga en MP3, sin rastro a la vista del CD. En sí lo que hizo Costello, antes Björk con Volta y Portishead con Third (y en los ‘90, sin tanto ruido, Pearl Jam o Radiohead), fue darle status mainstream a una fórmula que discográficas como Merge (la iniciadora de la idea), Sub Pop o Touch and Go vienen implementando desde hace algunas temporadas. Se trata de conceder con la compra del vinilo un cupón con un código intransferible para tenerlo en MP3. Bajo este combo, es el CD el que tiene más chances de desaparecer. Mientras embolsan a coleccionistas y fans acérrimos, logran –en cierta forma– revitalizar al sector. Es más: Sub Pop –el sello de Seattle que dio vida al grunge– publica un 80 por ciento de su producción en LPs. Chris Jacobs, uno de sus dueños, reconoce que puede haber algo de capricho en la movida, pero que así concilian su pasión melómana por el plástico con la realidad del siglo XXI. “La iniciativa egoísta obtuvo, con todo, una respuesta entusiasta de nuestros clientes”, dijo en una reciente entrevista. ¿Añoranza por una ceremonia de varios pasos que parecía en desuso? Puede ser. ¿Oteando un nicho adhiriendo a la teoría del “long tail”? No hay dudas. Juntos hacen girar nuevamente a los LPs. En Inglaterra, lo que parecía condenado a ferias de pulgas vuelve a ser y a estar presente en tiendas gigantescas como HMV. Y no se trata de DJs o raperos de la vieja escuela, el indie rock suma (2 de cada 3 compradores de singles de los Arctic Monkeys optaron por el plástico en 2007). Justamente Alex Turner y los suyos, señalados en sus inicios como una banda MySpace, vuelven explícito el crossover de lo digital a lo analógico (y viceversa). El perfil marca que estos compradores son usuarios de programas de descarga de música, lo que no impide que quieran tener una copia más allá del CD. Algo así como el fetiche de la mercancía reloaded. Otro caso particular es el de los White Stripes. Icky Thump fue uno de los LPs más vendidos en la isla. No suena raro cuando su creador es un tradicionalista –moderno– que recalca el valor de lo tangible en la música. Recordar si no cuando Jack White blandió que para la grabación de Elephant se habían utilizado formatos analógicos, y se encargó de enviar a la prensa (anglosajona) vinilos en vez de CDs de promoción. En esta línea, y en un arranque a la Almost Famous, los números marcan que los nuevos consumidores de rock privilegian discos de los ‘70. Otro dato más: Amazon creó en octubre pasado una tienda dedicada a LPs con 220 mil títulos. ¿El más pedido? Abbey Road. La industria parece percibir lo rentable que es publicar vinilos, particularmente ediciones limitadas y coleccionables. Más caras (a no olvidar que el acetato y el vinilo son plásticos provenientes del petróleo), pero con un sector ansioso por tener su colección, tocarla, olerla y hasta emocionarse. “No me digas que están reeditando Pet Sounds porque me pongo a llorar”, asegura Nico, cantante de los Villanos y coleccionista (“en mi casa hay más discos que platos y comida”, arriesga), sorprendido por el fenómeno. Enrique Bunbury, quien a principios de octubre editará Hellville de Luxe en doble vinilo, CD y versión digital, es uno de los músicos españoles que más apoya esta lógica, y su pensamiento comulga con el de varios (la industria sumergida no es sólo la ibérica): “No tengo afecto al CD, yo creo que habría que volver al vinilo para acabar con la piratería. Encima se escucha mejor”. Lo exagerado de la sentencia no le quita la razón en un aspecto: el plástico es más difícil de copiar. Luis Herman, hombre que comenzó “cortando acetatos” y ahora se mantiene a cargo del archivo de estudio de Sony/BMG, lo rectifica; pero confiesa que cuando se masificó la producción de CDs, ésa era la solución para el pirateado. “Los CDs se iban a hacer en tres fábricas: una en Japón, otra en Canadá y la última en Alemania. Eran instalaciones como la NASA. Pero el tiempo cambió las cosas.” Nico de Villanos, un cultor del vinilo en Argentina. Surcando finito “Romántico no quiere decir conservador”, aduce Darío Raris. Junto a su hermano Leandro, regentea una tienda de discos en una galería sobre la avenida Corrientes (www.cactusdiscos.com.ar). Para él, las razones del resurgir vinílico son varias: “Muchos abandonaron los LPs cuando apareció el CD, pero después volvieron al vinilo porque no fue cierto como se decía que todo iba a estar reeditado. En cuanto a la música que no es rock, esto es más notable aún. También se lo prefiere por el arte de tapa, los sobres internos; el ritual sensual de sacar un disco de su sobre, ponerlo en la bandeja y escucharlo; o simplemente porque están convencidos de que suena mejor. Como dice un personaje de una película de Woody Allen: ‘La digitalización esteriliza el sonido’”. El DJ Miguel Silver agrega: “Por más que muchos especialistas digan lo contrario, en la pista se percibe que el vinilo es más cálido, más grave, tiene otra textura”. Para los profesionales en este campo suele preferirse además por una razón física: “Está presente la manipulación del formato, el tocarlo, girarlo y demás; hay que estar bien entrenado para poder hacer un buen trabajo con las bandejas, aunque con los CDs se puede hacer algo excelente”. Marcelo Gabriele, diseñador a cargo Zona de Obras (www.zonadeobras.com), una factoría con experiencia en el terreno del arte de tapas, responde sobre la porción que le compete al diseño en este renacer: “Se trata de salir del concepto preciosista y de miniatura que tiene el diseño de CDs y enfrentarse a una superficie casi afiche de alto impacto visual y, por qué no, también un tanto más torpe y simple”. Para Nico de los Villanos, esa cosa cuadrada, grande y dibujada, sigue siendo algo crucial: “El primero que tuve fue un 14 Hot Hits, seguí con Dinasty de Kiss, que venía con unos posters increíbles. El arte de tapa; el speech en la cubierta y adentro; o el antispeech en las ediciones locales. Que en un disco de los Rolling Stones te aparezca un texto de Andrew Oldham. Todo te predispone a investigar. Por ejemplo, saber que el tema más importante era el primero del lado B. Eso con el CD ya fue. Y el sonido: en las buenas ediciones internacionales oís los agudos brillantes, los bajos definidos. Aunque hay algunos locales que deberían llevar el sello Made in La Salada”. Acaso por las complicaciones técnicas y los partos profesionales a la hora de fabricarlos, Luis Herman no los añora en absoluto: “‘Disco de vinilo’ me parece un neologismo eufemístico para darle un toque cool a lo que toda la vida fue un long-play, más correcto sería decir disco de policloruro de vinilo. Y yo no me puedo abstraer del ruido de fondo, en algunos casos esa fritura hoy tan querida era la de un buey adentro de una olla. Y cada tanto te llegan masters con fritura sintetizada en plan homenaje. Si tuviéramos el oído perfecto, deberíamos oír el feteado del CD, pero no es así. Influyen otras cosas: la púa cayendo, el ramble de la bandeja que da un fondito agradable”. Incluso para el dueño de la tienda Cactus se deberían invertir miles de dólares en equipos, probar lo mejor del sonido digital y lo mejor del analógico, y recién ahí se obtendría un juicio más o menos certero, bastante inútil cuando lo emocional pesa. En algo coinciden: un florecer de este tipo en la Argentina es imposible. No existe la infraestructura, y si quedara alguna maquinaria tosiendo polvo, se necesitan técnicos e insumos. Por lo que para fabricar un vinilo hay que irse hasta Brasil, México (allí hicieron un compilado de rarezas de Gustavo Cerati) o España. Así fue como Mustafa Yoda confeccionó su EP El elemental, publicitado como el primer vinilo de hip hop argentino. Pero hay otra razón: “Si te sentás en la puerta de una disquería de vinilo durante un par de semanas vas a ver que las caras se repiten. Es un número que no alcanza para hacer ediciones. Sí podría ser que Bersuit, Calamaro, qué sé yo, haga una pequeña tirada, impresa en el exterior y la venda. Pero sería algo marginal. Y si no es negocio, ¿quién lo va a hacer?”, explica Raris. Todo queda en la experiencia, una forma distinta de consumo y escucha. Para Gabriele, “el vinilo te posiciona en un tiempo y un lugar físico determinado. Si tuviera que elegir uno debería ir a casa, relajarme, desparramarlos todos en el piso y volver a elegir entre músicas, fotos e ilustraciones”. El cantante de los Villanos dejaría de lado el relajo y optaría por un ataque comando para conseguir el difícil. Casi con tanto ahínco como el pibe del video de The Replacements que al final del tema, porque sí, nunca se sabrá la razón, patea el parlante, aún con la púa girando.

(Sleeveface) arte con tapas de vinilos


Sleeveface es la idea de sacarse fotos con tapas de discos (por razones prácticas, es mas fácil hacerlo con vinilos), cubriendo la cara u otras partes del cuerpo, ya es una moda en internet y cada vez mas se van subiendo fotos con este estilo
les dejo algunas imágenes (seria interesante sacar algunas con vinilos nacionales no?)























Vuelve el vinilo?

Escucha vinilos con un clavo y un carton

Escucha vinilos con un clavo y un carton


Sí, sabemos que la consigna suena un poco bestia, y posiblemente lo sea. Pero entre las cosas extrañas que pululan por la red, nos encontramos con este “sistema de alta fidelidad” que nos sorprendió. Se trata, básicamente, de un tocadiscos de cartón. Eso sí, tenemos que admitir que no nos animamos a hacer ninguna prueba con nuestros venerables y queridos vinilos. Pero tal vez tú seas más valiente.



El Cardtalk no puede ser más simple. Consiste en un trozo de cartón, más o menos prolijamente cortado y plegado, con algunos agregados indispensables para cumplir su (supuesta) función: convertirse en un reproductor de discos de vinilo minimalista y ecológico.

Los “accesorios” incluyen un trozo de plástico que hace las veces de eje para que nuestro disco se mantenga más o menos en el mismo sitio a medida que lo hacemos girar, y un trozo de metal terminado en una púa, con un aspecto más que rudimentario, que se encargará de “leer” nuestro disco de vinilo.





La idea consiste en, una vez desplegado y armado el “reproductor”, hacer girar con los dedos (o con la ayuda de un lápiz) el disco, mientras que el clavo (perdón, la “cápsula fonocaptora”) recoge las vibraciones del surco del disco y las transmite a la pieza de cartón que hace las veces de altavoz.

El sistema, aseguran los fabricantes, funciona con aquellos discos que contienen mensajes hablados, y no con los que tienen música. Suponemos que esto debe relacionarse con las frecuencias (bajas) de la voz, que son más fáciles de “reproducir” para un trozo de cartón.





Una vez montado el dispositivo, debemos hacer un agujero en la etiqueta del disco, en el que insertaremos la punta de un lápiz. Moviendo el lápiz en círculos haremos girar el vinilo. Si no estamos lo suficientemente locos como para agujerar un disco que forma parte de nuestra colección desde hace décadas, podemos intentar impulsarlo con los dedos. Sospechamos que el resultado será más o menos el mismo.

¿Cómo funciona? Bien, si dejamos de lado toda la electrónica que hay dentro de un equipo de audio moderno, el principio es más o menos el mismo que el utilizado por el Cardtalk. Las vibraciones recogidas por la pieza de metal provocan movimientos en el cartón, que “empuja” el aire que tiene enfrente (y detrás) a una frecuencia igual a la que recogió en su momento la máquina que grabó el disco. Es lo mismo que hace un altavoz.





Esos movimientos de expansión y compresión del aire llegan hasta nuestros oídos, y escuchamos el mensaje. Lo interesante del Cardtalk es que no se necesita electricidad para poder oír los discos. Lo preocupante es que no parece ser un sistema especialmente recomendable para la salud de los mismos.

Por supuesto, ya no puedes ir a la tienda de la esquina y comprar un Cardtalk. Pero su extrema simplicidad hace posible que aquellos intrépidos lectores con discos apropiados (solo voces, y descartables) puedan intentar construirlo. Si aceptan el reto, nos gustaría nos comenten los resultados.

En caso de que funcione, pueden ir pensando en recomercializar estos mediaplayers ecológicos y convertirse en personas asquerosamente ricas.


TAPAS DE VINILOS OBJETOS DE COLECCION Y ARTE

LAS TAPAS DE LOS VINILOS

SON HOY OBJETOS DE COLECCION Y ARTE

Extractado de Word Press

Autor Jucaro

Siempre resultó placentero tomar entre las manos la capeta del LP y mirarla una y otra vez en las primeras audiciones del disco que acababa de adquirir.

Leía su información, aprendía los nombres de los temas, los músicos que participaban; retenía el sello discográfico, el productor, la fecha de grabación y cualquier dato, opinión o información que sobre el disco trajera impresa la carpeta.

En la actualidad las viejas carátulas adquieren condición de objeto de arte, y es frecuente saber, por ejemplo, de alguna exposición sobre las mismas.

Los soportes para escuchar música están cambiando de forma veloz; los vinilos fueron sustituidos por los CDs y aunque se mantuvo ciertas apariencias, no era lo mismo.

Nunca, como con la llegada del siglo XX, la música pudo ser almacenada y difundida de tal manera que se generalizara su audición.

Los historiadores disponen desde entonces de fuentes magníficas, en estas grabaciones, para conocer mejor la cultura musical o las inquietudes sociales del siglo pasado.

Sin entrar en la calidad y calidez de los nuevos medios para reproducir música, sin teorizar sobre la excesiva importancia que le damos a la capacidad de almacenamiento o el desdén hacia otros factores, lo que parece evidente es que estamos en un nuevo tiempo donde las portadas de estos viejos soportes están en peligro de extinción.

Quien se inició en la época del vinilo no puede sustraerse a los recuerdos.

Fetichismo o no, aunque sin esos poderes sobrenaturales, es cierto que cada disco tiene su propia historia y lleva adherido algún que otro recuerdo y distintas evocaciones; quién. dónde o en qué circunstancias llegaron hasta la colección de jazz que se fue confeccionando desde hace un buen número de años, de cuando los salarios se pagan en unas pocas pesetas.

Esos, sin embargo, son otras historias menos interesantes por personales. Las ciudades donde los adquirí, algunos buenos amigos y amigas que me los regalaron o las distintas y a veces insospechadas causas que me llevaron a elegir un disco en entre varias opciones, pertenecen al ámbito personal y carecen de todo interés porque en el fondo lo que realmente es interesante es el contenido sonoro de guardaban estas carátulas.

Todo lo que pueda escribir sobre esta colección de jazz es perfectamente prescindible. No hay mejor manera para valorar la música, que escucharla. Ninguna palabrería, más o menos coherente, puede sustituir a su audición. Todo lo que tenga que decir lo escribo y escribiré, pero si quieres aproximarte a la esencia, a la verdad de la música, hay que escuchar, escuchar y escuchar.


No Line On The Horizon,U2

“Get On Your Boots”, el primer single del nuevo disco de U2 “No Line On The Horizon”, será publicado en formato digital para ser descargado a partir del 15 de febrero, mientras que el formato físico estará disponible un día después, 16 de febrero, a través del sello Mercury/Universal.

Producido por Brian Eno, Danny Lanois y Steve Lillywhite, las sesiones de “No Line On The Horizon” comenzaron en Fez, Marruecos, y continuaron en los estudios de la banda en Dublín, en los Platinum Sound Recording Studios de New York, y en los Olympic Studios de Londres.

Agendado para el 2 de marzo (3 de marzo para USA), el disco saldrá en formato estándar con un cuadernillo de 24 páginas en una caja Digipak. El Digipak incluye un cuadernillo extendido y el film “Linear” de Anton Corbijn acompañando al disco. También estará disponible una edición limitada con una revista de 64 páginas, presentado una charla entre la banda y la artista Catherine Owens, y las nuevas fotografías de Anton Corbijn. “No Line On The Horizon” será editado, también, en vinilo de 180 gramos.

El arte de tapa del disco es una imagen del mar encontrándose con el cielo del artista y fotógrafo japonés Hiroshi Sugimoto.




15 de enero de 2009
U2.com da detalles de "No Line On The Horizon"
Primer single, listado de temas definitivo del disco, arte de tapa, formatos, fechas, todo confirmado por U2.com

“Get On Your Boots”, el primer single del nuevo disco de U2 “No Line On The Horizon”, será publicado en formato digital para ser descargado a partir del 15 de febrero, mientras que el formato físico estará disponible un día después, 16 de febrero, a través del sello Mercury/Universal.

Producido por Brian Eno, Danny Lanois y Steve Lillywhite, las sesiones de “No Line On The Horizon” comenzaron en Fez, Marruecos, y continuaron en los estudios de la banda en Dublín, en los Platinum Sound Recording Studios de New York, y en los Olympic Studios de Londres.

Agendado para el 2 de marzo (3 de marzo para USA), el disco saldrá en formato estándar con un cuadernillo de 24 páginas en una caja Digipak. El Digipak incluye un cuadernillo extendido y el film “Linear” de Anton Corbijn acompañando al disco. También estará disponible una edición limitada con una revista de 64 páginas, presentado una charla entre la banda y la artista Catherine Owens, y las nuevas fotografías de Anton Corbijn. “No Line On The Horizon” será editado, también, en vinilo de 180 gramos.

El arte de tapa del disco es una imagen del mar encontrándose con el cielo del artista y fotógrafo japonés Hiroshi Sugimoto.

Este es el listado de temas completo del disco:

1. No Line On The Horizon
2. Magnificent
3. Moment of Surrender
4. Unknown Caller
5. I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight
6. Get On Your Boots
7. Stand Up Comedy
8. Fez – Being Born
9. White As Snow
11. Breathe
10. Cedars Of Lebanon


“No Line On The Horizon” estará disponible en cinco formatos:

* Caja estándar: CD del disco y un cuadernillo de 24 páginas.
* Caja formato Digipak: Edición limitada con el CD del disco, un cuadernillo de 32 páginas a color y un póster plegable. Contiene el acceso a la descarga del film exclusivo de Anton Corbijn.
* Formato Magazine: Edición limitada con el CD del disco, con una revista de 64 páginas. Contiene el acceso a la descarga del film exclusivo de Anton Corbijn.
* Formato Box: Edición limitada de una caja personalizada conteniendo el CD del disco en formato Digipak, el DVD del exclusivo film de Anton Corbijn, un libro de tapa dura de 64 páginas, más un póster desplegable.
* Vinilo LP: Edición limitada con dos discos vinilos negros, un sobre desplegable, y un cuadernillo de 16 páginas.
[+/-]

LISTA DE ARTISTAS EN EL CATÁLOGO

Buscar discos

Cargando...